Interpuerto de Monterrey anuncia conexión a puertos del Golfo y Pacífico

Interpuerto Monterrey ofrece mil 300 hectáreas para negocios de logística.

Su ubicación es excelente y, además, el puerto seco estará conectado con el servicio ferroviario de Kansas City Southern y Ferromex, para transporte de las mercancías desde los puertos de Manzanillo y Lázaro Cárdenas en el Pacífico y  de Veracruz y Altamira en el Golfo de México.

Por la inversión anunciada para el desarrollo de nuevos negocios, Interpuerto Monterrey que dirige Silvano Solís Vásquez se perfila como el mayor puerto seco de México, único en todo Latinoamérica.

Hamanako-Denso, planta japonesa que se dedica a la construcción de autopartes, construirá en el Interpuerto Monterrey una planta con una inversión de 35.8 millones de dólares y se estima que esté produciendo para finales del 2016.

El Grupo DENSO, de capital japonés, construirá su tercera planta fuera de Japón y han decidido que sea en el Interpuerto Monterrey, en una extensión de 80 mil metros cuadrados.

La planta llevará el nombre de Hamaden México y está proyectado para el mes de enero de 2015 el arranque de la construcción, además se estima que emplee a 340 personas cuando opere al 100% su capacidad instalada, esto en 2018.

En esa planta se producirán solenoides para los mecanismos de control de motores y equipos de aire acondicionado, para el mercado de Norteamérica y Sudamérica.

Hamanako-Denso se suma a otras grandes empresas que han llegado en los últimos años a Interpuerto Monterrey, como Tubacero que invirtió unos 90 millones de dólares para instalar una planta de tubería helicoidal, así como Mondelez Internacional, que construye una galletera para fábricas Galletas Oreo y donde invierte 650 millones de dólares.

Fuente: Puertos Transporte y carga / Ray Barradas